Suecia. Estocolmo. Generalidades.

Dentro de mi pequeño viaje por tierras suecas creo que lo que más me impresionó fue la ciudad de Estocolmo. En esta pequeña guía de Estocolmo encontrarás algunas cuestiones generales que te servirán de ayuda para preparar tu viaje a esta ciudad.

Estocolmo es una ciudad de grandes dimensiones, arquitecturalmente hablando. Los espacios son muy amplios y las distancias enormes. Lleva un calzado cómodo porque pasear por Estocolmo puede ser más cansado de lo normal debido a esto.

Estas grandes distancias se deben principalmente a que la ciudad está compuesta de múltiples islas que se distribuyen bien sobre el lago Mälarem, bien sobre el mar Báltico.

El clima es muy frío. Durante la primera semana de mayo las máximas vinieron a rozar los 7 grados centígrados. Además el cielo permaneció nublado durante los dos días que duró nuestra visita e incluso llovió con ganas.


One of Stockholm docks. Uno de los muelles de Estocolmo
El Strandvägen. Una de las vistas más bellas y famosas de Estocolmo, Suecia.

La ciudad, sin embargo, es bellísima, incluso con un clima intempestivo.  Merece, por si sola el viaje hasta Suecia. Diría que Estocolmo es una mezcla entre París y las grandes ciudades zaristas. Tiene algo de las cultas y bellas ciudades de centro europa y algo de aquellas que se ocultaban tras el telón de acero.
No es una ciudad, sin embargo de grandes monumentos y edificios legendarios como puede ser París o Londres. Estocolmo es más sencilla en ese sentido y no puede no ser necesaria una guía demasiado amplia para recorrerla. Sin embargo pasear por sus calles es una verdadera delicia por la armonía que guarda y lo bien cuidada que está. Un día y medio, es el tiempo que empleamos en visitarla, da para hacerse una impresión razonable de la ciudad. Sin embargo, para disfrutar  realmente un viaje a Estocolmo haría falta un periodo de tiempo más amplio.

En general, Estocolmo es una ciudad cara, como el resto de Suecia, aunque no exageradamente. Se puede comer, por ejemplo, a precios razonables en multitud de restaurantes. Más caros que en España, insisto, pero para nada prohibitivos.


View of Sodermalm, Stockholm. Vista de Sodermalm, Estocolmo.
Vista de Sodermalm, al fondo, desde uno de los numerosos muelles que pueblan Estocolmo, Suecia.

Una de las cosas que más me llamaron la atención de Estocolmo fue la escasez de tráfico que existe en comparación con otras grandes capitales europeas, incluyendo, por supuesto, Madrid. Creo que se debe a que los suecos prefieren el transporte público o, más populares aún, las bicicletas para moverse por Estocolmo al igual que pasa en otras ciudades suecas.

Algo muy importante a tener en cuenta antes de viajar a Estocolmo y en general a Suecia es que es muy importante disponer siempre de algunas coronas en monedas para emergencias. Los aseos en Suecia son, casi siempre de pago, incluso cuando se encuentran en una estación de tren o en un centro comercial y es necesario pagar entre 5 y 10 coronas para acceder a ellos. No es muy caro y además el dinero se emplea en mantener los baños cuidados pero puede hacerte pasar por un apuro si no estás prevenido.

Si necesitas más información sobre el viaje a Estocolmo puedes encontrarla aquí.

¡No te cortes! Si tienes una pregunta, propuesta, crítica o una experiencia a compartir sobre tu propio viaje deja un comentario. ¡Gracias!
.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails