Suecia. Estocolmo. Gamla Stan

Estocolmo es naranja. Podría pensarse que confundo holanda con Suecia pero no es así. Estocolmo es de color naranja y Gamla Stan más. Después de repasar y retocar cientos de fotos es fácil llegar a la conclusión de que los colores fríos no existen en la arquitectura de Estocolmo. Tal vez sea para defenderse del clima ya que en los viajes por latitudes relativamente nórdicas he podido notar que la tendencia a utilizar colores más cálidos es habitual.


Edificios de Kornhamnstorg, en Gamla Stan, Estocolmo, Suecia.

Gamla Stan, que significa "ciudad vieja", es la isla en la que los vikingos asentaron sus culos por primera vez cuando llegaro a esas tierras. En cualquier viaje a Estocolmo la visita a Gamla Stan es del todo obligada.

La mejor manera de empezar la visita a Gamla Stan es atravesar el parlamento. Unos arcos entre sus edificios guián tus pasos y unas vistas imponentes de lo que está por venir.

Pasear por Gamla Stan es retroceder en el tiempo y sumergirse en otra época. Salvo por las tiendas, claro está. Gamla Stan está saturado de tiendas aunque sólo en sus calles principales. Y las tiendas, claro está, vienen acompañadas por el bullicio. 


Vasterlanggatan, la calle más comercial de Gamla Stan, Estocolmo, Suecia, reflejada en un escaparate.

La isla constrasta el hervidero de gente que suponen sus principales vías con la tranquilidad infinita de sus calles adyacentes en las que no pasa ni un alma. 

No es una isla grande. Dos o tres horas pueden servir para recorrerla hasta su último rincón. Siempre que la visita no incluya los interiores porque en la isla se ubican varias iglesias y el palacio real.

Los edificios están conservados, se diría, con mimo y sus arquitecturas abarcan varios siglos, todos ellos ya pasados. Salvando las tiendas, no hay practicamente nada que pueda romper la armonía de Gamla Stan. Tal vez algún andamio. El conjunto es casi perfecto.


Una tranquila calle de Gamla Stan durante un día lluvioso. Estocolmo, Suecia.

Entre los edificios más representativos cara al turismo podemos encontrar en Gamla Stan estarían Storkyrkan (la gran iglesia) o Iglesia de San Nicolás, la más antigua de Gamla Stan y la que algunos considerarían la catedral de Estocolmo aunque no es comparable con una catedral española, por ejemplo, o con la catedral de Uppsala, la iglesia alemana (Tyska kyrkan), con su impresionante aguja arañando el cielo y un precioso espacio interior o el Palacio Real, también visitable. Estos edificios figuran en todas las guías de Estocolmo.


Entrada al palacio real sueco en Gamla Stan, Estocolmo

Sin embargo el principal encanto de Gamla Stan es que consituye el lugar ideal para perderse caminando, sin necesidad de guía, por sus estrechas calles, incluyendo la más estrecha de Estocolmo, Marten Tortzigs Gränd, con 90 cm. de ancho en su parte más estrecha y por la que es dificil pasar sin girarse, o incluso para adquirir algún recuerdo en sus numerosas tiendas. Recomiendo "The Old Picture Company", una tienda de fotos tanto clásicas como de Estocolmo con souvenirs como tazas o similares con estampas de Estocolmo para recordar el viaje.

Las cafeterías de Gamla Stan, como siempre en Suecia, un lugar ideal para reposar los pies y calentarse.


Marten Tortzigs Gränd, la calle más estrecha de Estocolmo, Suecia.

Si necesitas más información sobre el viaje a Estocolmo puedes encontrarla aquí.

¡No te cortes! Si tienes una pregunta, propuesta, crítica o una experiencia a compartir sobre tu propio viaje deja un comentario. ¡Gracias!
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails