Suecia. Uppsala. Visita rápida (II).

Tras la visita a la catedral quedan aún un buen puñado de cosas por ver en Uppsala.

Frente a la catedral se encuentra el museo Gustaviano, al parecer digno de visitar, aunque nosotros no pudimos, por cuestiones de tiempo abordar esa visita.

Uppsala. Universidad.

La universidad de Uppsala y la estatua de Erik Gustaf Geijer.

Rodeando el museo gustaviano se encuentra un pequeño parque que da paso al edificio principal de la universidad, la más antigua de escandinavia. El edificio no es, a priori muy llamativo, pero merece la pena visitar su interior bellamente estructurado y ornamentado. A pesar de su antiguedad y valor arquitectónico e histórico el edificio de la universidad está en uso. Como casi todo en Suecia. Los suecos disponen de una conciencia social suficiente para cuidar bien las cosas por lo que pueden permitirse la utilización de edificios históricos para uso público. El estado de conservación del edificio de la universidad de Uppsala es impresionante.

Uppsala. Hall de la universidad.

Uppsala. Hall de la universidad.
 Dos vistas del hall de la universidad de Uppsala.

Apartándonos del edificio principal de la Universidad y dirigiéndonos al castillo de Uppsala nos encontraremos con Carolina Rediviva, un sobrio pero bello edificio de color amarillo del siglo XIX, sede de la biblioteca de la universidad. En él se puede ver de modo gratuito el Codex Argenteus, un manuscrito de la biblia del siglo VI con cubiertas de plata que está conceptuado como el libro más importante de Suecia. El libro se encuentra en una exposición rodeado de otras joyas literarias suecas e internacionales.
Un rincón digno de visitar y perfecto para disfrutar un café es la cafetería de Carolina Rediviva. Un lugar pequeño pero muy bucólico y con un extraordinario encanto. Una cafetería digna de Suecia.


Uppsala. Estanque y castillo.
Vista del castillo de Uppsala.

Uppsala. Catedral desde el castillo
 Vista de la catedral desde el castillo de Uppsala. Suecia.

Finalmente, y tras abordar una pequeña pendiente a través de un parque podemos acceder al castillo de Uppsala. He de decir que aunque no me animé a visitar su interior (contiene varios museos) el castillo me decepcionó. Basicamente no parece un castillo sino más bien un palacio de color ¡rosa! Es extremadamente regular y sobrio y unicamente destaca, a mi parecer, por su tamaño. Eso sí, desde el y desde los jardines que lo rodean se tienen una buenas vistas de la ciudad de Uppsala y descendiendo unas escaleras se accede rapidamente al jardín botánico y, contiguamente, al jardín de Lineo. Imagino que en los meses estivales estos jardines deben rayar la exhuberancia pero a inicios de Mayo la temperatura en Suecia no es todavía adecuada para el crecimiento de determinadas plantas y flores y aunque el jardín es bonito no deja de ser un jardín en invierno.

Uppsala. Jardín botánico
Vista del jardín botánico desde el castillo de Uppsala.

Y vuelta a la ciudad. Nos hemos alejado notablemente y puede ser buena idea dirigirse al centro de Uppsala bordeando el río y disfrutando de alguno de sus bellos puentes.


Uppsala. La catedral desde el río. B&W.
Vista de la catedral de Uppsala, Suecia, desde el río.

En resumidas cuentas, una visita a Uppsala no compensa un viaje a Suecia, pero vale la pena acercarse unas horas si tienes ocasión y tiempo para visitarla.

Si necesitas más información sobre Uppsala puedes encontrarla aquí.

¡No te cortes! Si tienes una pregunta, propuesta, crítica o una experiencia a compartir sobre tu propio viaje deja un comentario. ¡Gracias!
 .

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails